jueves, 26 de diciembre de 2013

Un poquito de decoración navideña

Hola a todos!!! ¿Cómo van estos días navideños? ¿Mucha comilona? Yo he de confesaros que me pierde la comida navideña y más que de dulces, soy de mariscos... jiji  Además  amo estas fechas porque me encanta la decoración que invade los hogares, las luces que lo iluminan todo y sobre todo la ilusión que nace en los niños en estas fechas tan especiales. Así que aprovecho la ocasión para enseñaros como he decorado mi casa y desearos muy Felices Fiestas a Todos!!!









domingo, 22 de diciembre de 2013

Otoño en Madrid (1ª parte)

Como os comenté en mi reseña del musical de "El rey león", aproveché mis últimas vacaciones del año para hacer una escapada a la capital de cuatro días y visitar un montón de sitios, y además de disfrutar del espectáculo Disney, tuvimos la oportunidad de ver "The Hole 2" en el teatro La Latina, de cuya primera parte habló en su día Paola, en su blog, y me quedé con muchas ganas de verlo, así que aprovechamos para verlo la noche del domingo, nuestro penúltima noche en la capital.

Siempre que hago un viaje turístico, organizo una lista con los lugares que quiero visitar por cercanía entre unos y otros, para no perder el tiempo, y en Madrid tenía un montón de sitios que conocer, ya que no había estado nunca en la capital. Lo cierto, es que nos organizamos muy bien (también le metimos una caña al cuerpo impresionante: fueron cuatro días muy intensos pero merecieron la pena totalmente) y gracias al maravilloso metro pudimos ver todo lo que tenía pensado visitar en este primer viaje a Madrid. Mi único pesar es no haber podido estar más tiempo en el Museo del Prado, pero vi las obras con las que quería deleitarme por primera vez en la vida... Así que comenzamos esta aventura por tierras madrileñas:

La primera parada por tema de horarios (otra cosa que siempre tengo en cuenta cuando organizo un viaje) fue en el precioso Museo del Romanticismo, cuya entrada cuesta sólo 3 euros y nos traslada en el tiempo con el mobiliario, objetos y cuadros que en él se pueden admirar. Os cuento un poquito de su historia: El Museo Romántico fue creado por  Benigno de la Vega-Inclán y Flaquer, II Marqués de la Vega-Inclán (1858-1942), por donación al Estado en 1921, después de haber presentado un conjunto importante de cuadros, muebles y objetos de su propiedad, en una exposición organizada por la Sociedad de Amigos del Arte, como anticipo de lo que sería el futuro museo.
Estos fondos se instalaron, desde el principio, en su actual sede, en el número 13 de la calle San Mateo de Madrid, en un edificio construido en 1776 bajo la dirección del arquitecto Manuel Rodríguez. En 1850 el inmueble pasó a ser propiedad del Conde de la Puebla Maestre y después, desde junio de 1921, fue sede de la Comisaría Regia de Turismo, organismo creado por Vega-Inclán.
Retrato de Isabel II
La inauguración del Museo tuvo lugar en el año 1924, con obras pertenecientes a su fundador, a las que se añadieron donaciones y depósitos de personalidades del momento, como los dos cuadros de Alenza donados por el Marqués de Cerralbo u objetos pertenecientes a grandes literatos como Mariano José de Larra, José de Zorrilla, o Juan Ramón Jiménez. Inmediatamente, el Museo fue objeto de un vivo interés por parte de los más grandes intelectuales del momento, como José Ortega y Gasset, Francisco Sánchez Cantón o el Marqués de Lozoya. Con posterioridad, durante la Guerra Civil, la importancia de la institución quedó subrayada por el hecho de nombrar como director del Museo Romántico a una personalidad tan emblemática como la de Rafael Alberti, con lo que quedaba garantizada la protección del rico patrimonio custodiado en él.
Con el transcurso de los años, la colección del Museo ha ido enriqueciéndose con todo tipo de adquisiciones, donaciones y depósitos, que logran completar la visión global que la institución quiere ofrecer a sus visitantes sobre el Romanticismo en España, enfatizándose así su condición de Casa-Museo.

El Museo Romántico cerró sus puertas en 2001 para acometer una reforma integral del edificio, que también incluye una reordenación de sus salas y del discurso expositivo. En 2009 se produce su reapertura, bajo la nueva denominación de Museo de Romanticismo, más acorde con sus contenidos.


Os dejo con algunas de las fotos que saqué en el museo:



El salón de baile se convirtió en mi parte favorita del museo










Así eran las calculadoras antiguamente... Ideales para llevar al colegio
en la mochila... jiji





Nos encantó el Museo del Romanticismo y su precio tan asequible lo hace casi obligatorio de visitar, muy recomendable, y además te dejan hacer fotos, sin flash, pero te puedes llevar un recuerdo de tu estancia en él. La siguiente parada era en el Templo de Debod, situado en la Montaña del Príncipe. Era uno de los lugares que más ganas tenía de conocer. Es curioso y sorprendente a su vez, que mucha gente en nuestro país desconozca que en la capital madrileña hay un templo egipcio que tiene una antigüedad aproximada de 2200 años y que fue un regalo de Egipto a España (año 1968), en compensación por la ayuda española, tras el llamamiento internacional realizado por la Unesco para salvar los templos de Nubia, principalmente el de Abu Simbel, en peligro de desaparición debido a la construcción de la presa de Asuán.

Tenía muchísimas ganas de ver este templo al anochecer y fue una apuesta segura: la iluminación que tienen puesta al templo es una visión única y realmente preciosa. No pudimos entrar ese día a visitarlo pero no nos importó demasiado porque volveríamos el domingo por la mañana para descubrir los secretos que aguarda en su interior. Estuvimos admirando la belleza del Templo de Debod y sacando fotos de esta maravilla:



Las vistas desde Debod al atardecer... Sin palabras...

La siguiente visita fue al Museo del Prado, del cual tengo una espinita clavada porque me habría gustado estar muchísimo más tiempo visitándolo del que estuve, pero para otra que vuelva a Madrid, será al primer lugar al que vuelva para disfrutar de él con mayor tranquilidad y tiempo. La entrada nos salió gratuita porque de lunes a sábado de 18:00 a 20:00 h y los domingos y festivos de 17:00 a 19:00 es gratis.


En la cola para entrar una señora muy amable. que nos escuchó hablar, nos guió directamente a uno de los cuadros que más ganas tenía de ver en directo: "Las Meninas", la obra maestra de Velázquez. Ella nos contó que siempre que iba al museo se pasaba 15 minutos delante de ese cuadro que tanta belleza y misterio desprende. La verdad es que nosotras también fuimos conquistadas por el cuadro y nos pasamos mucho tiempo admirándolo.  También nos recorrimos la exposición con los cuadros de Goya, el Romanticismo... Y poco más, ya que el museo cerraba sus puertas ya. Así que tengo otra visita pendiente a Madrid, merece ya sólo la pena por las joyas que alberga en su interior el Prado.

Al salir, nos dirijimos a la Plaza de la Cibeles y disfrutamos del encanto de la ciudad en la noche:

Escaparates llenos de arte ^_^


Sacarse una foto junto a la Cibeles es casi obligatorio... jeje

El Banco de España


La Gran Vía  madrileña 

Y hasta aquí la primera parte de la crónica del viaje a la capital madrileña ^_^

miércoles, 18 de diciembre de 2013

"El rey León". El musical


Opinión personal: cómo ya sabéis muchos, mis últimas vacaciones de este año, las he aprovechado para ir a Madrid a disfrutar de la capital y sobre todo para ver uno de los musicales Disney más famosos en el mundo entero: "El rey león". Era mi segundo musical en directo y tenía muchas espectativas puestas en éste después de haber visto el de "La bella y la bestia". Además, el clásico de Disney es una de mis películas favoritas del estudio y no sé las veces que me la habré visto  y creo que tiene una de las bandas sonoras más espectaculares creada jamás para una película de animación, que en su día compuso Hans Zimmer

Además, iba a ver el musical con una de las personas más importantes de mi vida, mi hermana de alma, Ani, y juntas, íbamos a cumplir otro sueño en un año muy "disney", en el cuál hemos hecho además un maravilloso viaje a la magia de Disneyland París.  Lo cierto es que el musical es todo un espectáculo de luz, colores y sonidos, y su mayor logro es que consigue  transportar el continente africano al Lope de Vega. El comienzo con "El ciclo de la vida" es espectacular, ver   a Rafiki cantando y anunciando la llegada del príncipe león con ese NANTS‘ NGONYAMA BAKITHI BABO-OH ("aquí llega nuestro querido león, oh pueblo"),  es increible: llama a los animales de la sabana que van haciendo su aparición y comienzan a moverse por el escenario de una forma tan rítmica y cronometrada que te hace pensar la de horas de ensayos que hay detrás para que nadie tropiece o choque con otro personaje porque no quedan huecos en el escenario durante esta representación y es realmente fascinante ver la combinación de movimientos que los actores realizan con sus marionetas representando los animales. Y ahí está el gran atractivo de este musical desde mi punto de vista: los actores no se meten dentro de un peluche para representar a su personaje: la idea de tener marionetas y máscaras para caracterizar a los personajes del clásico Disney es única, diferente y muy atractiva, dejando la cara de los actores al descubierto para poder interpretar su personaje sin una máscara que cubra sus rostros y cuerpos, pudiendo transmitir al público gestos, expresiones y emociones a través de sus caras y sus movimientos corporales.


Otra cosa ya son los escenarios, fue algo que no me terminó de convencer: apenas se sirven de ellos durante todo el musical y si hay que poner un par de arbustos, son personas quienes caracterizan dichas hierbas: como idea para darle vida a la sabana es muy interesante pero si nos ponemos a pensar en el precio de la entrada y los escenarios que apenas utilizan: la entrada te resulta un pelín cara. Y sobre todo, muchos que hayan visto el de "La bella y la bestia" pensarán como yo: éste segundo tiene un precio más asequible para el público y los decorados son impresionantes, además de incluir un vestuario increíble. En "El rey león" eché en falta unos escenarios algo más laboriosos. Esa es para mí la parte negativa de este musical, aunque hay quién opinará que ahí radica su grandeza: que no necesita de escenarios laboriosos para deslumbrarnos, algo que también es muy cierto.Por lo demás, puedo deciros que salí encantada de la sala, disfruté muchísimo de las canciones que suenan en la película (eso sí, algunas de ellas con la letra modificada, algo que ya pude apreciar en el de La bella y la bestia).

Hay tres personajes que se ganaron de forma especial el cariño del público por el carisma y gracia de sus personajes: Rafiki interpretado de forma magistral por Zama Magudulela, que fue quién más consiguió cautivarme, llegando a emocionarme con su voz llena de fuerza y expresión llevándote del júbilo a la tristeza con sus melodías, pasando por la diversión en su encuentro con  Simba (Michel Jáuregui); Timón (David Ávila) es el humor personificado, si ya en la película te hace reír, en el musical a mí logró hacerme llorar de la risa con su acento andaluz y desparpajo, por cierto, si queréis saber por qué es verde os lo pongo más abajo en las curiosidades; y Zazú (Esteban Oliver), otro de los personajes mejor caracterizados. Tampoco puedo quedarme sin mencionar al actor que da vida a Mufasa: David Comrie y la guapísima Daniela Pobega como Nala adulta: ambos llenan el escenario con su fuerza en la interpretación y con sus voces.

Durante el descanso del intermedio, pudimos hacernos fotos con los dos protagonistas infantiles de este musical: Alejandro Nieves como Simba y Yamileth Cayetano como Nala. Yo había adquirido el programa del musical y además el libro con curiosidades e imágenes del musical, el cual aproveché para que ambos me lo dedicaran. Son una ricura de niños, muy profesionales y muy dulces. Me hizo especial ilusión poder hablar con ellos porque se les veía en los ojos que era una sensación mutua. Os dejo con una fotito de ambos y algunas del libro que me dedicaron:











Ha sido otra experiencia preciosa el poder ver en directo este musical y si a vosotros os gustan los musicales también, si sois fans de Disney y sobre todo del clásico animado en el que se inspira tenéis que ver esta joya que aún podremos disfrutar durante otra temporada (de momento hasta marzo) en Madrid.  Y dado el éxito que están teniendo los musicales Disney en España, espero que no tardemos en ver por estas tierras estos tres:





En Broadway, en un par de meses, se estrenará además éste otro:




Os dejo con algunas curiosidades del musical de "El rey león" y quienes lo hayáis visto, ya me contaréis que os ha parecido ^_^


CURIOSIDADES SOBRE "EL REY LEÓN":


* EL REY LEÓN es la mayor producción musical jamás presentada en España, confirmando el excelente momento en el que se encuentra el género musical en nuestro país. 

 * Hasta ahora este espectáculo ha cosechado más de 70 premios de primera categoría en el mundo, incluyendo el premio Tony® y el de la NY Drama Critics a mejor musical, el Grammy® a mejor álbum musical y también el premio Laurence Olivier (Reino Unido) a mejor coreografía y mejor diseño de vestuario, y tres premios Molière (Francia) a mejor musical, diseño de iluminación y de vestuario.




* Escuchándonos los unos a los otros hacemos más fuerte el círculo de la vida”. En EL REY LEÓN, Mufasa le dice a Simba “Mamela”, que significa “escucha” en el dialecto africano Xhosa. ¿Sabías que hay 4 idiomas africanos presentes en el musical? Xhosa, swahili, zulu y seshoto.

 * Algunos actores cambian de maquillaje a lo largo del musical docenas de veces, como con el vestuario. Rafiki, la babuino y guía espiritual, requiere al menos una hora de maquillaje previa a cada función. Su cara se maquilla con elaborados dibujos de pintura con base al óleo.




*  Los actores lucen durante la obra 49 pelucas distintas. Para algunas de ellas se han empleado más de 3.000 mechones.

* ¿Sabías que en EL REY LEÓN se muestra un baile, el Gumboot, cuyo origen se remonta a los tiempos del Apartheid en Sudáfrica? Por entonces en las minas se empleaban a esclavos negros que tenían prohibido hablar o comunicarse entre ellos de ninguna forma. Además sufrían constantes inundaciones y lo único que les ofrecieron para solventar este problema fueron unas simples botas de goma. El ingenio y la inventiva les permitieron desarrollar un lenguaje de sonidos chocando la palma de sus manos con las botas y pisando fuerte contra el suelo. A través del tiempo, se convirtió en un baile informal incorporando canciones acerca de las condiciones de trabajo, la vida familia e incluso el amor. El Gumboot es solo una muestra de la increíble mezcla de culturas y diversidad de estilos teatrales que podréis encontrar en el musical que conmueve al mundo.

* El musical  está compuesto de 53 actores, 21 músicos, 17 personas en el departamento de vestuario, 6 en el de maquillaje y peluquería, 3 responsables de las esculturas animadas y 13 carpinteros. Estos son sólo una parte de las 130 personas que participan diariamente en cada una de las funciones de este musical.

* Muchas de las telas  están pintadas a mano, con estampados y teñidas, lo que hace que la producción tenga un gran toque de autenticidad. Todos los vestidos y trajes tienen un claro origen Africano. En muchos casos las telas se hacen a medida, teniendo en cuenta las medidas exactas de cada actor. Una vez el elenco está escogido, se procede a tomar medidas de los actores para sus trajes y vestimentas, y se comienza a trabajar así con las maquetas de toda la indumentaria y los patrones de las telas. Todo lo relacionado con la vestimenta de los actores en escena tiene que estar listo para los ensayos generales.

 *La Ronda de Gacelas fue la primera pieza que Julie Taymor presentó a Disney para mostrar su visión para la puesta en escena. Si no entendían la idea fundamental, era mejor buscar otro director según el criterio de Taymor. Y es que la Ronda de Gacelasdeja el concepto muy claro; revela la técnica en vez de esconderla. Cuando la bailarina empuja el carro, las ruedas giran como los ciclos de la vida y parece que las gacelas brincan atravesando la sabana...
* Hay más de 200 esculturas, figuras animadas, tallas y máscaras en el show, para las que se necesitaron más de 17,000 horas en su diseño y construcción.
* EL REY LEÓN ha sido visto por casi 65 millones de personas en 13 países. Desafiando todas las tendencias de la industria, la producción de Broadway ha disfrutado de su mayor semana de recaudación en su 13º año: la semana del 28 de noviembre de 2010. Regularmente, la recaudación de Broadway de EL REY LEÓN es de más de 1 millón de dólares semanales de taquilla y ha estado entre los 5 espectáculos más vistos de Broadway todas las semanas desde su estreno. En Madrid ya son 1 millón de espectadores los que han vivido El Rey León.

* Existen versiones del musical El Rey León en inglés, alemán, japonés, francés, coreano y holandés, y en español, siendo Madrid la única en representarse en éste idioma. El musical se acaba de estrenarse en portugués en Brasil. Con excepción de Japón, cada una de las 18 producciones pasadas y actuales de EL REY LEÓN del mundo han incluido miembros de reparto sudafricanos para mantener la autenticidad de los complejos dialectos y cantos de la música africana que es parte integral del espectáculo.

 * Se muestran hasta 400 piezas en el escenario y sobre 4.000 piezas sueltas… entre sombreros, pulseras, anillos, cinturones… que forman al menos 70 trajes en el espectáculo. El 90% del vestuario esta hecho a mano. Cada una de las telas ha requerido un proceso diferente de diseño; unas han sido teñidas, otras llevan estampados, fruncidas o tejidas. Cada vez que se pide una pieza de vestuario nueva el departamento de vestuario tiene nuevamente que aplicar cada técnica manual de costura y diseño.

* EL REY LEON es único porque vemos cómo funciona la magia en el escenario. No hay intención de esconder las ruedas y las piezas del engranaje que hacen que todo suceda. Los seres humanos que controlan las figuras animadas y llevan puestas las máscaras de los animales se ven por completo. Cada espectador en EL REY LEON tiene un trabajo importante: con su imaginación, está invitado a mezclar el “animal” y el humano en un todo mágico. Esta forma de representación se basa en la Técnica Bunraku donde los artistas visibles para el público, controlan unas figuras de gran tamaño mientras el narrador cuenta la historia. Estas grandes tallas, que en ocasiones pueden llegar a medir hasta 1 metro y medio, están manipuladas por equipos de tres hombres. A través de movimientos y gestos (y, como siempre, la imaginación del público), se alcanza una gran expresividad.Como los hombres son visibles, el espectador se puede concentrar en la historia o en la habilidad del artista. Con un poco de suerte, estas dos percepciones eventualmente se encauzan en una sola. Esta comunión en el escenario es a lo que la directora, Julie Taymor, se refiere siempre como “doble acontecimiento”.
* Como sabéis las esculturas animadas están operadas por nuestros actores, en lo que ya hemos definido como técnica bunraku, donde los actores van vestidos de negro para parecer invisibles sobre el fondo negro del escenario. 
* En el caso de El Rey León, la simbología va más allá, todo está basado en elementos naturales inspirados en África. Así el actor que da vida a timón, DAVID AGUILAR, es verde porque representa a la jungla, y se mimetiza bien con la escenografía donde aparece, rodeado de árboles y plantas selváticas. De la misma forma ESTEBAN OLIVER, que da vida al pájaro y mayordomo real Zazú, es azul porque representa el cielo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...